viernes, octubre 29, 2010

Desprecié


Desprecié el disfrutar el momento por darme cuenta demasiado rápido que todo tiene un final…Desprecié todas las palabras que te dije, aquellas que sonaron huecas cuando todo esto ya no merecía la pena…
Desprecié tu recuerdo por el hueco que causaste en mí, desprecié a todas mis amigas porque no eran como tú, porque no tenían ese brillo en la mirada…
Desprecié mil noches que pude pensar en ti, y me obligué a no hacerlo por no sentirte solamente en una fotografía, esa misma que al mirarla me encharcaba el alma.
Desprecié toda mi ropa porque tú ya no la mirabas, porque ya no tenía sentido tener un olor corporal…
Desprecié la confianza en mí puesta por no mirar mi sombra, por esconderme en un rincón para encontrarme a mi misma, y busqué en mis cuatro paredes alguna palabra que me calmase……

Por no darme cuenta que seguía viva, le quité el valor a las palabras para ahuyentar el dolor, me hice inmune al cariño por no querer soportar el adiós, desprecié las ganas de tenerte a mi lado, y empecé a valorar la soledad como un método de supervivencia…
Y aún así, habiendo perdido la cordura por una noche, no consigo calmar mi cuerpo cristalizado…

4 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

Es ificíl cuando afrontamos momentos como ese. Habíamos apostado todo al amor y hoy no tenemos nada. Sentimos que desperdiciamos el tiempo, pero no es así. De todas las relaciones se aprende y en muchas de ellas aunque terminen logramos ser felices. Solo debemos guardar esos recuerdos y nos deben servir de motor para seguir y saber que existe la felicidad. Hay que agarrar la experiencia de las caídas y no refugiarse del amor, hay que darnos otra oportunidad. Sin amor la vida carece de sentido. besos y espero que estés mejor. Buen fin de semana.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/
http://mi-adn.blogspot.com/

torta que se desconoce dijo...

Valorar las cosas en el moemento presente, no es facil.
Es cuestion de ser consciente de que las cosas son Hoy.

Saludos!!

eigual dijo...

Me siento igual.

Cuando ella se va, es como si todo ya careciese de sentido. Hasta tu respiración se hace lenta y duele, porque ya no respiras cerca de su cuerpo. Tu cuerpo se vuelve frío y ya no es ese fino cristal que ella acariciaba con las yemas de sus dedos. En definitiva, estar sin ella es tan jodido como estar sin ti misma.

Es muy raro esto. Estos días me siento tan perdida como encontrada, triste y feliz a la vez. Como si yo estuviese de vacaciones y pronto volviese a reencontrarme con ella, sintiendo que eso ya no va a ser, porque piensas que ella no te echa lo suficientemente de menos, ni tú sabes seguro si quieres volver a lo de antes.

Es raro... es triste, y sobre todo es una mierda estar así .

Marlene dijo...

Amiga, juraría que ya habia dejado aquí un comentario :(
:(
:(

"Desprecié la confianza en mí puesta por no mirar mi sombra, por esconderme en un rincón para encontrarme a mi misma, y busqué en mis cuatro paredes alguna palabra que me calmase"

Siento tanta empatía con este escrito, me toco hasta la última fibra. UN ABRAZO INMENSO. mar