viernes, febrero 24, 2012

Otoño

En otoño las hojas hablan, cambian, mudan, se terminan sintiendo libres, el viento las hace poderosas, los arboles las mantienen bajo su abrigo, y las dejan partir cuando creen que ha llegado su momento.
Tu eres un alma libre, un pájaro al que no se le puede encerrar, siempre hay que dejarte la puerta abierta para que puedas sentir que tienes tu hogar, pero no tu condena.
Eres como el otoño porque vienes cuando se te espera, porque abrigas cuando hace viento, porque traes el viento y con ello un nuevo aire, un giro inesperado, pero al final... siempre me espera tu abrazo.
Porque dejas que todo lleve su cauce, sin prisa, porque cuando tus hojas caen sabes que lo que duele pronto te hará más fuerte, pronto te hará conocer, asumir, sonreír, y volverte a levantar, con el viento te lo llevarás, limpiarás todo ese suelo y saldrás a la lluvia a liberarte, a saltar en los charcos como hacen los niños pequeños, a disfrutas de las pequeñas cosas y sentirte un poco mas libre, un poco más feliz.

Como el otoño porque hay demasiado espacio en ti que recorrer, demasiados detalles, demasiados abismos, caminos, paisajes en tu mirada, recodos en tu piel, sonrisas que se te escapan sin querer, demasiado que no me canso de buscar... porque para mí, nunca es demasiado.
Me encanta ver que sea así, que crezcas y sigas siendo niña, que arriesgues sabiendo que puedes perder, porque eso mismo te hace ganadora. Tu esencia no se pierde, eres mis ganas, mis ojos, mi dulzura... Hay cosas que sin ti, no sabría de mi, hay cosas que sin ti no saldrían a la luz, no habría luz, porque nunca pude imaginar que me pudieras dar tanta luz.

Eres mi estación favorita, en la que ni dejas que tirite mi alma, ni la abrasas; dejas que busque por mi misma, que me valga por mi misma, recorres todo ese camino que tanto a ti y a mi nos une... Me buscas hasta encontrarme, y yo no quiero dejarme escapar.
No siempre es frío un otoño si tienes quien te abrace por la noche, no siempre es frío y más cuando sabes que te proteje hasta en tus sueños, porque cuando sabes que te protejera como quien proteje su libertad, puedes sentirte en calma.
Porque cuando sabes que tus vivencias se llenan de viento, de lugares, de mundo por recorrer junto a ti, de un tren que no te quieres bajar... el otoño termina siendo tu estación ideal.
Porque tú eres mi otoño, y ninguna luna podría reemplazarte.

9 comentarios:

Marlene dijo...

heeeyy!! que formidable sorpresa!! he visto tu última entrada, ¡De hace un año! wow!
Que alegría encontrarnos de nuevo
=)

Y este escrito es una joya amiga, me dejaste orbitando con esta frase:
"Me buscas hasta encontrarme, y yo no quiero dejarme escapar.
<3 <3 <3

Te extrañé

Gracias por pasarte por mi espacio. Yo también te recuerdo con mucho cariño

MILLONES de abrazos
M

Hester Prynne dijo...

Muy bonito, como siempre, qué bien escribes.

isabel dijo...

Por pura casualidad, entro en tu espacio y descubro un tesoro.
Saludos.

saliary dijo...

❤! . . .

Anónimo dijo...

dibujame un dado, jugaremos un rato, tu pinta tus caras yo las hare rodar, del tiempo nos qedara gozar el premio del huevo encontrar entre esta aqella o cualqier cosa ......
q las estaciones pasen como tengan q pasar "los trenes q se escapan son mentira siempre hay otra estacion donde brilla mas la vida" y creo q es sabida la leccion el tiempo hace lo q no puede el corazon cuando la razon le acompaña y no se empaña la vision
si la ilusion pide su hueco fiate segun su eco el mio dice q lo siento si hoy ....

Anónimo dijo...

It's amazing designed for me to have a web page, which is good in favor of my experience. thanks admin

my webpage artículo relacionadol

Anónimo dijo...

belleza de amor
gracias amigo

Anónimo dijo...

belleza de amor
gracias amigo

Mery dijo...

Sólo quería saber si estabas bien. Me costó pero reencontré esta dirección y me gusta lo que leo. Feliz otoño :) besiños