sábado, octubre 16, 2010

Olvídame.




Apenas hablaba, y cuando lo hacía sus palabras eran tan hirientes que la gente añoraba su silencio.
¿Sueños a silencio? ...Lamento desilusionarte, cualquier niño grita más.

3 comentarios:

Marlene dijo...

A veces.... los murmullos que apenas se escuchan, hacen un ruido ensordecedor.
:(

Un beso
M.m.

MiRutinaPreferida dijo...

A veces, cuando no queremos hablar, y al fin tenemos el valor para hacerlo, decimos lo unico que no queriamos decir
y entonces hasta nosotros mismos añoramos nuestro silencio

preciosa entrada, besos

Daiana Galeano dijo...

qué fuerte! y muchas veces, el silencio es más aterrador...