miércoles, septiembre 01, 2010

Tan sin ti.


Aunque debiera de evitarlo no quiero dejar de hacerlo, te quiero y de tanto que lo he hecho he terminado desalojando mi alma para que entrases a tus anchas...
Pienso mucho en ti, con rabia y amor, con verdaderas ganas de dormir y no soñarte, pienso en ti mientras quiero planear como olvidarte, he pensado en ti de arriba para abajo y hacia todos lados, con ideas suicidas y con un profundo miedo de que se cumplan mis deseos y muera, con ganas de matarte aunque no pueda y con muchas mas de abrazarte hasta que te calles y dejes de hacerme daño,y me reconforto con quererte, con sentirme capaz, con sentirme llena de este amor tan tuyo, tan mío, tan de nadie.

6 comentarios:

Ico dijo...

Esos amores destructivos enganchan precisamente porque se tiene la sensación de que no hacen bien y aún así nos empeñamos en seguir..

Nimue dijo...

Uff... Casi me hace llorar esta entrada... Me ha encantado la pasión que pones al escribir.

Un saludo.

eigual dijo...

Bufff.... He sentido un escalofrío tremendo al leerte...

Ánimo...

Veo que Septiembre está siendo un mes jodido, para muchas...

Te seguiré leyendo!!

Estamos para eso, para ayudarnos, para apoyarnos!

Daiana Galeano dijo...

Caló muy hondo este post. Gracias por visitarme y darme la oportunidad de conocer tu blog, es precioso, la imagen en la cabecera es verdaderamente preciosa, dice tanto! Un gusto Mori, volveré :)

Marlene dijo...

Tremendo1! me encanta lo que tramites, pocos Blog lo consiguen.

saludos cordiales

Nieves dijo...

Hola he leído lo que has escrito a través de Mónica... y es alucinante lo acertado que es lo que expresas... ¿¿porqué nos enganchan tanto estos amores que solo nos hacen daño??.. en fin... que me ha gustado conocerte... te seguiré... nooooo... por la calle nooooo... lo que escribes, jejeje... muchas gracias por dejar que leamos tus pensamiento... besazos