miércoles, noviembre 10, 2010

Yo sólo quiero...


No puedo, no puedo tragar y tragar y pasar como si nada, no puedo, me explota el pecho, pierdo la paciencia, las fuerzas, y todo lo que esta establecido que se debe tener para seguir dando pasos, aunque sean de ciego, no puedo mantener la calma cuando por dentro tiembla mi alma y mis lagrimas están al borde del precipicio, al borde de cumplir su propia gravedad...

Quieres un beso y tienes deseo en la garganta,
Quieres un verso a medianoche, por eso duermes de día, pero los búhos no quieren hacerte compañía,
Quieres acabar con este insomnio, pero no quieres pasar una noche más perdida en sueños,
Quieres que te palpiten las venas, pero en tu cuerpo tan sólo hay escarcha,
Quieres que la adrenalina te haga vibrar, pero tienes demasiado peso entre los pulmones,
Quieres pedir perdón por todo aquello que ya no tiene arreglo, pero hace tiempo que dejaste de creer en las palabras,
Quieres una mirada cómplice, y tan sólo la buscas en párpados cerrados,
Quieres un detalle al amanecer, pero hace tiempo que dejaste de tener en cuenta el sol,
Quieres llorar, pero todo aquello que llevas dentro no quiere salir de ti.

6 comentarios:

El Ser Bohemio dijo...

Hermosa entrada es muy reflexiva, creo que de a poco trabajando en nuestro interior nos vamos a ir dando cuanta de como podemos actuar. Y solas las cosas van a ir saliendo sin forzarlas. besos


http://el-ser-bohemio.blogspot.com/
http://mi-adn.blogspot.com/

torta que se desconoce dijo...

Y de a poco se va a ir dando todo lo que uno quiere...Tener el deseo, es un comienzo.

Saludos.

eigual dijo...

Te dejo aquí mi suspiro... de media noche.

Un beso...

A D A G I O dijo...

Me arrancaste lágrimas con algunas de esas frases... tan intensas... tan ciertas... tan complicadas y contradictorias... pero tan reales como la vida misma...

Me encantó tu entrada... Espero que estés bien... yo te pido disculpas por ausentarme tanto... "no son buenos tiempos para los soñadores..." Un abrazo!

Marlene dijo...

Sé que ninguna palabra que yo diga ayudará para que te sientas mejor, tu sabes que vengo de una relación que ha terminando para siempre ( ayer se caso) y han sido incontables las noches que me he sentido así. Creo que lo que tenemos que hacer es no perseguirnos a nosotras mismas, creyendo que ya deberíamos de sentirnos mejor. Tener conciencia, aunque duela, que perder no significa que uno deba dejar de quererse. Es bien sabido que lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos, lo que en realidad sucede es que todo aquello que amamos, se convierte en parte de nosotros mismas y debemos entender que nos ayudará a creCer… a creEr…
Para mi al menos, el tener conciencia de que se ha ido para siempre, es la mejor manera de ponerme en contacto con el vacío de lo que ya no está. Trato de hacerme la valiente, y en alguna parte de mi busco la manera de valorar su importancia y soportar el sufrimiento y la frustración que conforma su ausencia. Te entiendo y te comprendo perfectamente amiga, tanto que sé muy bien que nada ni nadie puede ayudarnos a superar algo así. El tiempo es el ungüento. Esperemos que pase rápido.
Un beso bonita
Y mi cariño siempre

Daia Galeano dijo...

Me llegó más que profundo...uff...fue como un reflejo en el espejo...me encantóo! muy intenso...