domingo, julio 18, 2010

Ni tanto, ni tan poco...



Yo, buscándote en rostros diferentes; tú, no viéndome en ninguno.

Vas y vienes, unos días llevas esa gran sonrisa de la que me haces cómplice, otros días esa sonrisa despierta en otras bocas.
No lo sé... eres extraordinariamente adictiva, soy extraordinariamente adicta…
No lo sé... no sé qué impulso me lleva a ti, y hace que actúe sin pensar... ya sé, ya sé, sé que es el camino equivocado...
Lo sé, lo sé, sé que todo se crea con tiempo, sé que no debería correr, sé que no debería pensar en el postre antes de comer…
Está bien, bajaré mi cabeza, controlaré mis impulsos, volveré a coger el camino por donde vine, y tú no tendrás que ver como todo esto se va por la borda.

2 comentarios:

rober dijo...

Muy bien escrito Mori. La proagonista tomó una dirección correcta. ¿No opinas lo mismo?
Un gusto pasear por tu blog.

Ico dijo...

Me gustó, también do la foto dibujada ..